De manera extraoficial se investigó que ayer por la mañana, los empleados del cementerio municipal de Tzucacab iniciaban con sus trabajos cotidianos, cuando se percataron de algo extraño entre las tumbas, al acercarse se dieron cuenta de que se trataba de un feto, el cual ya estaba formado casi en su totalidad.

Al lugar de los hechos inmediatamente llegaron policías municipales que cerraron el cementerio municipal con una cinta amarilla de precaución, por lo que la noticia se corrió entre los vecinos, que se encontraban conmocionados al enterarse de qué se trataba.

El camposanto permaneció custodiado por policías municipales, en espera de que en el transcurso de la tarde arribaran elementos de la Policía Estatal de Investigación (PEI), así como también de la Fiscalía General del Estado (FGE) para que se lleven a cabo las diligencias correspondientes ante este incidente.

Ante el descubrimiento de este feto, enterrado de una manera clandestina, las autoridades municipales guardaron total hermetismo; sin embargo, se estima que fue a altas horas de la noche cuando se llevó a cabo este acto, pero se desconoce quién es el responsable.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here