Probablemente has escuchado mencionar el término Cáncer gástrico, pero si aún tienes dudas o alguna inquietud al respecto, te ayudaremos a despejarlas a través de esta interesante entrevista que le realizamos al Dr. César González Morales, especialista certificado en Oncología Clínica.

Como bien puntualizó el Dr. González, elcáncer gástrico es el término general con el que se denomina a cualquier tumor maligno que surge de las células de alguna de las capas del estómago. Es importante destacar que la mayoría de los cánceres gástricos se origina en la mucosa, siendo el adenocarcinoma el tipo histológico más frecuente (> 90% de los casos).

Epidemiología 

A nivel mundial el cáncer gástrico fue el 5º cáncer más frecuente, con un millón de casos nuevos (1.033.701), en 2018 lo que supone el 5,7% de total de cánceres.

En este sentido, el oncólogo González Morales agregó que el riesgo de desarrollar un cáncer gástrico aumenta a partir de los 50 años y es máximo en la séptima década de la vida. El cáncer gástrico es dos veces más frecuente en varones que en mujeres. 

Causas y factores de riesgo 

Las causas exactas del cáncer gástrico no se conocen -subrayó el especialista- aunque se sabe que existen unos factores de riesgo que favorecen su aparición.

Factores de riesgo: Son los agentes o condiciones que predisponen o aumentan las probabilidades de tener una determinada enfermedad. Existen varios factores de riesgo para desarrollar cáncer gástrico. A continuación, se describen los más relevantes:

1. Factores nutricionales: Las dietas muy ricas comidas saladas y ahumadas típicas de Japón, Corea y China, bajas en frutas y en verduras frescas, y las concentraciones altas de nitratos en los alimentos contribuyen a la aparición del cáncer gástrico
 

2. Factores ambientales: La mala preparación de los alimentos, la falta de refrigeración y las aguas en mal estado (que pueden tener altas concentraciones de nitratos o de Helicobacter pylori) también favorecen que se desarrolle este tumor. 
 

3. Tabaco: El tabaco aumenta el riesgo de desarrollar muchos cánceres, incluido el de estómago.

4. Enfermedades o condiciones predisponentes: Existe una serie de enfermedades que aumentan el riesgo de padecer cáncer gástrico. Las más destacadas son:

 Cirugía gástrica previa.

– Gastritis crónica atrófica

 Anemia perniciosa.

 Pólipos gástricos.

 Infección por H. Pylori

– El reflujo gastro-esofágico.

5. Factores genéticos o familiares

– Factores genéticos: En casos poco frecuentes, el cáncer gástrico puede estar relacionado con factores genéticos. Por ejemplo, en el síndrome de cáncer gástrico difuso hereditario uno o varios miembros de la misma familia desarrollan este tipo de cáncer por la mutación en un gen llamado cadherina.

– Factores familiares: La incidencia es 2-3 veces mayor en aquellas personas con varios familiares diagnosticados de cáncer gástrico aunque no se haya identificado una alteración genética subyacente en esa familia.

Clínica

El Dr. César González enfatizó que es muy importante tomar en cuenta que los pacientes con cáncer gástrico pueden estar asintomáticos o presentar síntomas y signos. Y al respecto aclaró:

1. Asintomático. El cáncer gástrico puede no producir síntomas hasta fases avanzadas. En los pacientes asintomáticos, el cáncer gástrico se diagnostica al realizar pruebas médicas por otras causas. 

2. Los síntomas (lo que nota el paciente) suelen ser vagos e inespecíficos. Los más frecuentes son:  indigestiónpérdida de pesodolor abdominal en la parte superiorcambios en los hábitos de evacuaciónpérdida de apetito y hemorragia digestiva. Las hemorragias pueden ser de varios tipos y causar anemia:

  • Hematemesis (= vómito con sangre roja) o vómitos con “posos de café”.
  • Melenas (= heces negras como la hiel) o hematoquecia (= heces con sangre).
  • Pérdidas ocultas (microscópicas) de sangre por las heces.

El experto, certificado en Oncología Clínica, recalcó también que pueden notarse náuseas y vómitos, sensación de plenitud precoz (sensación de estar lleno después de comer poco) por falta de distensión de la pared gástrica, ascitis (acumulación de líquido en el abdomen), cansancio, etc.

En los tumores de cardias se puede asociar ardor retroesternal disfagia (= dificultad para que el alimento pase por el esófago hasta el estómago). En los de estómago distal puede existir obstrucción del píloro con vómitos de retención.


Estos síntomas no son exclusivos del cáncer gástrico, ya que pueden aparecer en la úlcera gástrica, gastritis o en otras enfermedades
. Si presenta alguno o varios de estos síntomas o signos, le recomendamos que consulte con su médico.

Diagnóstico 

Tal y como nos lo explica el Dr. González Morales, el diagnóstico del cáncer gástrico se basa en la historia clínica, la exploración física, estudios de laboratorio, estudios de imagen, la endoscopia digestiva alta (gastroscopia) con o sin ecografía endoscópica y el estudio anatomopatológico.

1. Historia clínica y exploración física: Aportan información sobre los antecedentes familiares y personales, los síntomas y la situación general del paciente. 

2. Estudios de laboratorio: El hemograma permite detectar si existe anemia mientras que la bioquímica sanguínea orienta sobre la función de órganos como el hígado o el riñón. 

3. Endoscopia digestiva alta: La endoscopia consiste en la introducción de un aparato (gastroscopio) que tiene una luz al final y que permite visualizar el interior del esófago y el estómago. Tiene una pinza en su extremo interno con la que se toman biopsias de las lesiones sospechosas. En ocasiones, la gastroscopia se combina con una ecografía endoscópica (ecoendoscopia). En las siguientes fotografías se puede ver el aspecto endoscópico de un cáncer gástrico precoz (inicial) y otro más avanzado con una zona central ulcerada.

4. Pruebas de imagen: Incluyen las exploraciones radiológicas y las de Medicina Nuclear. La prueba radiológica principal es la tomografía computarizada (también conocida como CT, TAC o escáner) que aporta información sobre el tumor tanto a nivel local (estómago) como de otras zonas de cuerpo (pulmón, hígado, ganglios, etc). Es muy útil para determinar si existen o no metástasis a distancia y a veces se utiliza también para tomar biopsias guiadas. 

METÁSTASIS HEPÁTICA DE UN CÁNCER GÁSTRICO

  6. Estudio de anatomía patológica: El estudio histológico de la biopsia o de la pieza quirúrgica sirve para confirmar el diagnóstico de cáncer gástrico, analizar sus características y determinar su perfil molecular.

Clasificación por estadios

Los cánceres se clasifican en etapas o estadios, esto es importante para establecer el pronóstico y tratamiento.

Tipos de Tratamiento

En la elección de la mejor estrategia terapéutica para cada paciente, se toman en consideración factores dependientes del propio paciente, del tumor y del tratamiento:

  • Factores dependientes del paciente: edad, estado general, situación nutricional, enfermedades previas como, por ejemplo, cardiopatías y, por supuesto, la voluntad y decisión del propio paciente.
  • Factores dependientes del tumor: síntomas que produce, localización en el estómago, estadio, histología, características moleculares.
  • Factores dependientes del tratamiento: intención del tratamiento, tipo de cirugía, tolerancia y eficacia de la quimioterapia, aspectos relacionados con la radioterapia, tratamientos previos, etc.

Los tipos principales de tratamiento del cáncer gástrico son la resección endoscópica de la mucosa, la cirugía, la quimioterapia/anticuerpos monoclonales y la radioterapia aunque, en algunos pacientes, el tratamiento será exclusivamente sintomático dirigido a mejorar la calidad de vida y el control de los síntomas.

Seguimiento 

Después del tratamiento con intención curativa, es preciso programar revisiones o controles para observar si el tumor reaparece y monitorizar los efectos secundarios o complicaciones tardías que puedan aparecer.

“El riesgo de recaída es más elevado durante los primeros años desde la cirugía y luego va disminuyendo progresivamente.” -mencionó el especialista.

Prevención

Para concluir -el Dr. González Morales señaló la importancia de recordar que entre las estrategias para reducir el riesgo de desarrollar un cáncer gástrico de la población general destacan:

  • Consumir vegetales y frutas frescas, disminuir el consumo de alimentos salados  y ahumados.
  • La adecuada conservación de los alimentos.
  • No fumar.
  • Tratar la infección por H. pylori.
  • Mantener un peso corporal normal (evitar la obesidad y hacer ejercicio físico). 

El Dr. César González Morales es Médico militar y experto certificado en Oncología Clínica, con consultorio # 201 en EMERED Hospitalaria, ubicado en Calle 33 entre 56 y 56 A, Centro, Citas al Tel. 9999 27 92 00; y en Consultorio #702 en Cénit Medical Center, ubicado en Calle 15 No. 501 x 18 y 22, Altabrisa, Citas al Tel. 9992 65 09 78, en Mérida,  Yucatán.

Sitio Web: https://www.drcesargonzalez-oncologo.com/

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here