Después de sufrir una derrota ante Dmitry Bivol en mayo pasado, Saúl Álvarez admitió sentirse cansado en la segunda mitad de la pelea.

Para evitar que se repita eso en su tercera pelea ante Gennady Golovkin, el Canelo reincorporó el trote a sus entrenamientos por primera vez en cuatro años.

Álvarez incursionó en la división de los semipesados para medirse con Bivol, pero el ruso se impuso por decisión unánime. El ídolo mexicano de 32 años reconoció después del combate que tras el quinto asalto se sintió cansado.

Álvarez (53-1-2) regresa a su peso para defender los cetros supermediano de la AMB, CMB, OMB y FIB el 17 de septiembre en Las Vegas.

Con información de AP

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here