La empresa española de generación de energía eléctrica presentó en enero de 2021 el estudio de impacto ambiental, sin embargo, la Semarnat rechazó la inversión de 8 mil 400 millones de pesos en la región del centro de Yucatán.

Sin embargo, la autoridad asegura que el plan de impacto ambiental presentado por Iberdrola carece de una propuesta de rescate y reubicación de flora y fauna.

El proyecto contempla la construcción y operación de una central de ciclo combinado con gas natural, con una capacidad de generación de energía eléctrica neta máxima de más de 579 megawatts, para el sureste mexicano.

Iberdrola, enfrenta un embate regulatorio desde el inicio del sexenio, donde se le han puesto trabas a sus autorizaciones ante diferentes organismos gubernamentales.

Las centrales de ciclo combinado Dulces Nombres I y II fueron desconectadas en febrero tras vencer el contrato de interconexión para que pudieran volver a operar.

El pasado 31 de enero caducó el contrato de interconexión de la planta de Monterrey, la cual operaba bajo el régimen de autoabasto, por lo que la empresa solicitó al regulador el cambio a un permiso bajo las reglas del mercado eléctrico, sin que a la fecha se haya conseguido la autorización.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here