Ante las condiciones económicas que imperan en el país, los estudiantes de nivel básica podrán acudir a las escuelas sin portar uniforme además que los útiles escolares podrán ser adquiridos de acuerdo con las posibilidades económicas de madres y madres de familia además que se recomienda reciclar aquellos materiales disponibles del ciclo anterior.

En vísperas del inicio del ciclo escolar 2022-2023, la Secretaria de Educación en Quintana Roo emitió una serie de lineamientos dirigidos a jefes de sector, supervisores directores y personal docente de educación básica para evitar generar gastos onerosos a los padres de familia en la adquisición de útiles escolares y uniformes.

En un ejercicio de solidaridad con padres y madres de familia de educación básica, las consideraciones establecen que todos los alumnos deben tener acceso a la educación en todos los niveles y modalidades de la educación básica por lo que los materiales escolares y el uniforme no serán condicionantes para su atención; además se pide evitar la compra de uniformes y en el mismo sentido no exigir su aportación para el ingreso a la escuela, tomando en cuenta las oportunidades y características de cada familia.

El oficio firmado por la coordinadora de educación básica, Luz Mária González Abuxapqui también establece que los docentes y padres de familia deberán establecer comunicación sobre qué útiles escolares se requieren, tomando en cuenta las dinámicas de trabajo determinadas además que los materiales educativos no deben representar gastos costosos para las familias y de ser posible recurrir a aquellos usados en el ciclo pasado.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here