El Centro Mexicano de Derecho Ambiental llevaron a cabo un análisis de la deforestación y gestión forestal hasta junio de 2023 de uno de los proyectos emblemáticos del Gobierno Federal, el cual, es el Tren Maya, en donde se reveló que ha sido polémico por sus distintas implicaciones en la biodiversidad, acuífero y en la red de cuevas y cenotes.

 

A través de una herramienta cartográfica se presentó la cobertura forestal en torno al trazo del Tren, en la que se puede observar que hasta el Tramo 5 sur existen autorizaciones de uso de cambio de suelo, pero en el Tramo 6 y 7 no hay ninguna autorización y se reporta una deforestación.

 

La selva baja y mediana subperennifolia representa el 62% de la vegetación removida, mientras que el 34% corresponde a selva mediana caducifolia, tan solo en junio se deforestaron 104.7 hectáreas, de las cuales, solo una de ellas cuenta con autorización del Cambio de Uso de Suelo en Terrenos Forestales (CUSTF).

 

Asimismo, el Centro Mexicano para la Silvicultura Sostenible indicó que el Tren Maya ha acelerado los procesos de deforestación en la Península de Yucatán, en la cual también han contribuido hoteles y otros proyectos, ante este hecho se indicó que estas actividades que está realizando la SEDENA y demás deberían ser inspeccionadas y sancionadas por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, pero no hasta el momento no se ha hecho nada a pesar de las denuncias que se han presentado.

 

Silvia Fernández

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here