Mercedes, con el británico George Russell (1:12.455) al frente y su compatriota Lewis Hamilton segundo, dominó los primeros libres del Gran Premio de los Países Bajos de Fórmula Uno que se celebra en el circuito de Zandoort, donde el español Carlos Sainz (Ferrari) fue tercero y el neerlandés Max Verstappen (Red Bull), que corre en casa, sufrió una avería a los diez minutos que le obligó a abandonar la práctica y provocó bandera roja en pista.

El fin de semana de Verstappen delante de sus aficionados empezó de una forma amarga para el campeón del mundo y líder del campeonato.

Su Red Bull se detuvo a los diez minutos de los primeros libres por un problema con la caja de cambios.

El vehículo del neerlandés quedó en la pista y, tras unos instantes con coche de seguridad virtual, se sacó la bandera roja.

Además, al alemán Mick Schumacher (Hass) se le investigó por si pudo salir de boxes con el semáforo en rojo. El hijo del heptacampeón fue el primero que probó la grava con resina que se ha instalado al borde de algunas curvas de Zandvoort.

Con la actividad retomada en la pista y neumáticos blandos en los monoplazas, Carlos Sainz estableció el mejor tiempo de manera provisional, 1:12.845, que lideró la tabla durante muchos minutos.

El mexicano Sergio ‘Checo’ Pérez, salvó las protecciones de milagro tras más de media hora de sesión.

En la recta final del entrenamiento, los Mercedes de los británicos George Russell y Lewis Hamilton mejoraron el tiempo de Sainz.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here