¿CÓMO PUEDE DETECTARSE UN PROBLEMA CARDÍACO EN UN RECIÉN NACIDO?

Date:

Es importante hacer hincapié en que lo mejor es obtener un diagnóstico prenatal. Pero si éste no se tuvo, existen señales que hacen sospechar de que un bebé pudiera tener un problema cardíaco, y la más evidente es una respiración agitada mientras el bebé está comiendo. Setenta respiraciones o más por minuto ya se consideran una taquipnea: el niño come un poquito y se cansa, todo el tiempo, cada vez que lo hace. La coloración violácea de labios y mejillas es una señal menos común, pero también puede ser una manifestación clínica que llame la atención.

Una vez que el bebé es llevado a los controles del primer mes, puede aparecer un soplo que inicialmente pudo pasar desapercibido. Para tranquilidad de muchos padres, en la mayoría de los casos (hasta un 90 por ciento e incluso más), dicho soplo es normal. Es lo que se conoce como soplo pulmonar periférico, llamado también soplo funcional o fisiológico, no es una cardiopatía, y debe desaparecer en pocos meses. Sin embargo, la alteración respiratoria o de coloración ya no es normal.

A veces los niños entre 2 y 3 años pueden manifestar que “les duele el corazón”. Si bien la molestia puede existir, en la mayoría de los casos tampoco tiene qué ver con un problema cardíaco. En este caso corresponde al cardiólogo pediatra hacer una evaluación completa del área torácica del niño, para confirmar o descartar que sea un problema relacionado con el sistema digestivo, los pulmones, o las costillas. Algunos niños pueden incluso sufrir algún desmayo, que, aunque no esté relacionado con una cardiopatía, es un evento que asusta mucho a sus familiares.

¿Qué puede ocasionar una cardiopatía en bebés o niños pequeños?

En los niños también pueden existir problemas de hiperlipidemia (alto colesterol), lo que evidentemente daña el corazón. Otras causas pueden ser la enfermedad de Kawasaki, o la miocarditis por infecciones virales (puede ocurrir la miocarditis después de episodios de fiebre, vómito y diarrea).

Si el niño manifiesta molestias que no ceden, sino que más bien empeora su estado, es importante dar seguimiento para detectar cualquiera que sea el problema de salud que lo esté aquejando. Por lo general son los pediatras quienes refieren a sus pacientes con un cardiólogo pediatra si notan algo que llame la atención. Este especialista realizará una valoración integral, incluyendo un electrocardiograma, para establecer cuál es su situación de salud.

Compartir Noticia

Subscribete

Popular

Más Noticias
El Sol

Trabajaremos en equipo para dar nueva vida a nuestros mercados: Cecilia Patrón

- La alcaldesa electa de Mérida escucha a vecinos...

Urge incrementar protección ante aumento de huracanes en México

La temporada de huracanes 2024 tendría hasta...

Mérida, la segunda ciudad más segura de América

-La capital yucateca se encuentra también entre las 30...

Continuarán lluvias de diversa intensidad en Yucatán

La baja presión localizada sobre la Bahía de Campeche,...