Un marcapasos es un dispositivo electrónico cuya función es estimular el corazón para mantener una frecuencia cardíaca adecuada cuando, por determinadas patologías, el ritmo cardíaco espontáneo se encuentra por debajo de valores de manera permanente produciendo frecuencias cardíacas anormalmente lentas (bradicardias) o pausas que generan síntomas como mareos, síncope o intolerancia al esfuerzo.

Un marcapasos está compuesto por un generador de impulsos y uno o dos cables conductores (catéteres electrodo).

El generador contiene:

  • Una batería, que tiene una duración aproximada de 8 a 12 años en promedio, según el modelo, la programación y el porcentaje de uso del marcapasos que requiere cada paciente.
  • Un microprocesador donde se encuentran los circuitos electrónicos y
  • Una zona donde se conectan los catéteres.

Los catéteres son sondas flexibles que tienen la función de transmitir los estímulos desde el generador del marcapasos hasta el corazón.

Por un extremo se conectan al dispositivo y por el otro, se insertan de manera directa en el tejido cardíaco (endocardio).

Según la afección, podrían colocarte uno de los siguientes tipos de marcapasos.

  • Marcapasos de cámara individual. Este tipo de marcapasos generalmente transporta impulsos eléctricos al ventrículo derecho del corazón.
  • Marcapasos de doble cámara. Este tipo de marcapasos transporta impulsos eléctricos al ventrículo derecho y a la aurícula derecha del corazón para ayudar a controlar el tiempo de las contracciones entre las dos cámaras.
  • Marcapasos biventricular. El marcapasos biventricular, también llamado terapia de resincronización cardíaca, es para personas con insuficiencia cardíaca con sistemas eléctricos anormales. Este tipo de marcapasos estimula las cámaras inferiores del corazón (ventrículos derecho e izquierdo) para que el corazón lata de manera más eficaz.

Un marcapasos mejora los síntomas causados por los latidos cardíacos lentos, como la fatiga, el mareo y los desmayos.

El cardiólogo debe revisar tu marcapasos cada tres a seis meses, es importante comentarle si aumentas de peso, si las piernas o los tobillos se te hinchan, o si te desmayas o te mareas.

La batería de tu marcapasos debería durar entre cinco y 15 años. Cuando la batería se agote, te deberán hacer una cirugía para reemplazarla. El procedimiento para cambiar la batería del marcapasos suele ser más rápido y requiere menos tiempo de recuperación que el procedimiento para implantar el marcapasos.

Debido a que la mayoría de los marcapasos actuales se ajustan automáticamente a la frecuencia cardíaca de acuerdo con el nivel de actividad física, te pueden permitir retomar un estilo de vida más activo.