El sector empresarial de Yucatán expresó con firmeza su rechazo y preocupación ante las posibles imposiciones del próximo Gobierno Federal en el modelo de seguridad pública del estado.

Esto toda vez que quedó en evidencia que el candidato por Morena a la Gubernatura de Yucatán, Joaquín Diaz Mena “Huacho” es solo un títere del viejo PRI puesto que le pretenden imponer a corruptos de administraciones anteriores sin previo aviso.

Lo anterior desató preocupación en el sector empresarial yucateco, puesto que rechazan de manera tajante la imposición de una jefa en la secretaría de Policía que hace más de 30 años que no vive en Yucatán y pudiera desequilibrar la seguridad que se ha conseguido en el estado.

La propuesta de traer a una persona del centro del país para liderar la corporación local genera inquietud, ya que se cuestiona la eficacia del actual sistema que ha demostrado resultados positivos a nivel nacional e internacional.

Al respecto, Alejandro Guerrero Lozano, presidente del CCE local, resaltó que Yucatán y Mérida es ejemplo de paz y tranquilidad gracias al actual modelo de seguridad.

Desde su visión empresarial externó su desacuerdo con las intenciones de Claudia Sheinbaum de imponer a Marcela Figueroa Franco, subsecretaria de la SSP de México, como líder de la corporación estatal en caso de que Morena gane la gubernatura.

Guerrero Lozano destacó que el modelo actual de la SSP ha arrojado excelentes resultados y cualquier intento de “improvisar” con nuevos sistemas que no se ajusten a la realidad yucateca podría comprometer la paz en la región. El rechazo del sector empresarial resalta la importancia de mantener la efectividad del modelo actual para garantizar la seguridad y estabilidad en Yucatán.