-Entre los diputados morenistas la violencia parece ser la única manera para dirimir sus diferencias

-La división entre morenistas yucatecos puede también terminar en violencia y agresiones

Campeche.- Violenta trifulca se dio en la sede del Congreso de Campeche cuando grupos de diputados morenistas se enfrentaron a golpes, patadas e insultos luego de que fuera destituido Alejandro Gómez Cazarín como presidente de la Junta de Gobierno y Administración de la LXIV legislatura.

La división que actualmente existe en Morena Yucatán podría estallar en violencia en cualquier momento dadas las fuertes diferencias entre verdaderos militantes y los “chapulines” que han llegado para apoderarse del partido.

Lo ocurrido en Campeche se trata de un hecho nunca antes visto pues son diputados del mismo partido, Morena, los que se enfrentaron violentamente, reflejando que los morenistas la única manera que tienen para solucionar sus diferencias es con golpes, amenazas e insultos.

Incluso, fue confiscada un arma de fuego luego de que policías estatales tuvieron que intervenir para separarar a los diputados rijosos, y seguidores que invadieron la sede legislativa, y a los que desalojaron a la fuerza.

El diputado Antonio Jiménez, nuevo coordinador de la bancada de Morena, dijo que diputados de su mismo partido y unos treinta personas llegaron para agredir y violentar el Congreso. La policía detuvo a unas 20 personas y otras sufrieron heridas.