En nuestro último artículo hablamos acerca de la ansiedad, y cómo diferenciarla dependiendo si ésta era patológica o fisiológica. En esta oportunidad continuaremos abordando aspectos importantes de esta afección, para lo cual, entrevistamos al Dr. Ignacio Manuel Guerrero Gantus,  psicólogo especialista en enfermedades crónicas y agudas.

DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL

El diagnóstico diferencial -puntualizó el experto- debe hacerse:

– En las crisis de pánico, con aquellas enfermedades cardiovasculares a las que imita. En los pacientes con estos trastornos puede haber una mayor prevalencia de prolapso mitral. Hay que establecer diagnóstico diferencial con un hipo o hipertiroidismo, feocromocitoma, convulsiones parciales complejas, hipoglucemia, ingestión de fármacos (anfetaminas, cocaína, cafeína, descongestionantes nasales simpaticomiméticos) y síndrome de abstinencia (alcohol, barbitúricos, opiáceos, tranquilizantes), que pueden simular una crisis de este tipo.

– En los trastornos por ansiedad generalizada, con la cardiopatía coronaria, la enfermedad tiroidea y la intoxicación o abstinencia farmacológica. En estos casos se producen signos y síntomas que simulan ansiedad. También puede estar presente en casos de depresión, esquizofrenia o procesos mentales orgánicos.

TRATAMIENTO

El Dr. Ignacio Manuel Guerrero Gantus, quien brinda atención a niños, adolescentes, adultos y adultos mayores, para diferentes afecciones como enfermedades de vías respiratorias y alergias, enfermedades gástricas, colón, Hipertensión, Diabetes, Sobrepeso, Ansiedad e insomnio, entre otras, destacó que las formas más leves de estos trastornos se ven principalmente en asistencia primaria y en ellas es frecuente la mezcla de síntomas. La coexistencia de angustia y depresión es, con mucho, la más frecuente.

Aunque es necesario decidir en cada caso cuál es el síndrome que predomina, lo más normal es que se utilicen los siguientes tratamientos:

– Antidepresivos.

– Ansiolíticos.

– Bloqueadores beta.

– Psicoterapia.

Destacó el Dr. Ignacio Manuel Guerrero Gantus que a éstos se pueden añadir determinados medicamentos homeopáticos, que en sus ensayos, han demostrado ser eficaces:

– Aconitum napellus. La ansiedad se presenta por accesos intensos, con sentimientos de muerte inminente. Se acompaña de parestesias, precordalgias y palpitaciones. Es un buen medicamento para los ataques de pánico, con o sin agorafobia.

– Argentum nitricum. El enfermo es precipitado, quiere hacer todo a la vez, tiene  dificultad para manejar su tiempo. Presenta fobias múltiples y síntomas muy floridos

y polimorfos: diarreas, polaquiuria, gastralgias, disfonía, calambres y vértigos.

– Chamomilla recutita. En este caso, el Dr. Ignacio Manuel Guerrero Gantus abundó que la ansiedad se manifiesta con un carácter colérico al que se suma una hiperestesia al dolor. Tras la cólera sobreviene la ansiedad, con cierta depresión y muy frecuentemente, dolores abdominales.

-Nux moschata. Predomina la obnubilación, somnolencia y confusión en sujetos con

hipersensibilidad emocional, que además presentan habitualmente meteorismo y

sequedad marcada de mucosas.

– Stramonium. La ansiedad se acompaña de agitación, tics y logorrea. Los espasmos

laríngeos y esofágicos son especialmente violentos. Se administrarán en 9,15, 30 CH, en función de la intensidad de los síntomas,  3gránulos de una a tres veces al día, para reducir progresivamente en función de la mejoría. –concluyó el Dr. Ignacio Manuel Guerrero Gantus.

El Dr. Ignacio Manuel Guerrero Gantus es psicólogo especialista en enfermedades crónicas y agudas, con consultorio 409 ubicado en Torre Milenium Altabrisa, 4° piso, en Mérida, Yucatán.

Facebook: https://www.facebook.com/maryelhomepatia

Sitio Web: http://homeopatia.enmerida.com.mx/

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here